La UE debería invertir en el Este de Asia para luchar contra la contaminación plástica en los océanos

Una cultura favorable a la concienciación y el respeto en combinación con la inversión en infraestructura y logística son elementos esenciales para una economía circular donde los materiales sean recuperados para su reutilización o reciclaje. Hoy en día los cinco países en a la cabeza de los que más contribuyen a la “sopa de plástico” en el mundo están en el este de Asia. Se estima que tan solo China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia son responsables de hasta dos tercios de los residuos plásticos que acaban en los océanos.

Proporcionarles los medios e incrementar su concienciación medioambiental

Para contener la marea de plásticos, la UE debería empezar por fomentar que los países del este asiático establezcan o modernicen sus redes de recogida de residuos a través de ayuda financiera o en infraestructuras. La UE debería también ayudar a estos países a promocionar la educación medioambiental, bien creando programas especiales o potenciando el trabajo de organizaciones comprometidas con éxito en este frente, tales como aquellas involucradas en los programas de Eco-escuelas de la Fundación Europea de Educación Ambiental.

Invertir en la recogida y reciclaje en Europa

En segundo lugar, la UE debería invertir significativamente en infraestructura para impulsar la recogida selectiva y el reciclaje a nivel europeo. Más papeleras en las calles y la recogida separada de los residuos reducirían la cantidad de “basuraleza” (residuos incorrectamente desechados) que se acumula en nuestros espacios públicos. Asimismo, serviría para aumentar la cantidad de materiales que son reciclados en lugar de incinerados, y de este modo, haría que ciertos mercados de materiales reciclados fueran más atractivos desde un punto de vista financiero y más sostenibles económicamente.

Un mayor y mejor reciclaje en Europa reduciría además los niveles de materiales enviados a Asia para “ser reciclados”, evitando que muy probablemente acaben encontrando el camino hacia los océanos.

MÁS RECOGIDA SEPARADA = MÁS RECICLADO = MÁS EFICIENCIA EN EL USO DE LOS RECURSOS
Nuestra economía circular #Blog