Francia: el futuro es bleu, blanc ... vert

Implantar un sistema único de colores para guiar a los hogares a la hora de separar sus residuos es una de las formas más simples para un país de impulsar la recogida separada y el reciclaje. Este es uno de los secretos detrás del éxito del país que más recicla en Europa. De hecho, es tan sencillo de llevar a cabo, que la UE debería armonizar el sistema para todo el continente. Y no tendría que ir muy lejos para encontrar expertos en la materia.

Francia está preparando su estrategia de economía circular para el largo plazo, y en la misma prevé incluir un capítulo sobre la simplificación de la recogida de residuos en todo el país. Francia lanzó una conspicua consultación pública online, y en torno a este asunto preguntó: ¿Debería armonizarse el color de las papeleras o bolsas de basura para 2025? La primera respuesta fue “¿por qué tenemos que esperar otros 7 años a que esto ocurra?

Eurostat: packaging waste recycling (2015)

Los datos de recogida separada en Francia son algo irregulares. El reciclaje de papel es elevado, por ejemplo, pero el nivel desciende respecto al reciclado de plásticos. Los porcentajes de reciclaje de cada material fueron del 92 y 25% respectivamente en 2015. Los sistemas de recogida varían considerablemente en función de la región o del municipio que se trate. Y además, una buena parte de las infraestructuras nacionales destinadas a la recogida y reciclaje de residuos data de 1970. Nuevas inversiones de calado son necesarias para conseguir que un mejor reciclaje sea una realidad.

Queda todavía mucho por hacer para proyectar la recogida y el reciclaje. ¡Poner en marcha un esquema monocolor para la recogida separada sería un gran comienzo!

MÁS RECOGIDA SEPARADA = MÁS RECICLADO = MÁS EFICIENCIA EN EL USO DE LOS RECURSOS
Nuestra economía circular #Blog