De un solo uso frente a duraderos: usos diferentes para contextos distintos

Las tazas, platos, cuchillos, tenedores, cucharas, servilletas, bolsas, bandejas y otros recipientes para alimentos pueden elaborarse con distintos materiales y técnicas de producción. Los envases de servicio para un único uso y sus alternativas duraderas tienen propósitos totalmente distintos y ambos tienen una función clara.

El Dr. Samuel J. Crumbine inventó los vasos desechables (de papel) para proteger la salud pública. La protección de la higiene alimentaria, la seguridad de los consumidores y la salud pública continúan siendo las principales razones de su uso. Hoy en día, muchos consumidores comen y beben durante sus traslados, fuera de casa o en el contexto de eventos que reúnen a muchas personas durante un breve período de tiempo, como ferias, festivales y otros tipos de celebraciones sin una infraestructura permanente. Los envases de servicio de un único uso les permiten hacerlo con seguridad e higiene. Esto no significa, sin embargo, que los artículos de un único uso no deban recogerse y reciclarse.

En entornos más permanentes y cerrados (en hogares, restaurantes tradicionales, cantinas de oficinas y similares), es más lógico utilizar formas de envases de servicio más duraderas. Esto es especialmente cierto en los casos en los que estos entornos proporcionan la infraestructura necesaria para el mantenimiento a largo plazo de los envases de servicio en el sentido más amplio del término. Decididamente, hay amplio campo para un uso más amplio e inteligente de los envases duraderos para bebidas, pero no es apropiado comparar los envases de servicio de un único uso con las alternativas duraderas.

ENVASADO DE UN ÚNICO USO = HIGIENE ALIMENTARIA, SEGURIDAD Y COMODIDAD PARA EL CONSUMO FUERA DE CASA
Nuestra economía circular #Blog