Aprendiendo de Starbucks sobre cambios de comportamiento

Starbucks publicó recientemente los resultados provisionales de un programa piloto de 3 meses llevado a cabo en 35 de sus tiendas de Londres, donde ha establecido un cargo de 5 peniques en los vasos de papel reciclables. El cargo es de carácter experimental y se puede combinar con el descuento ya existente de 25 peniques para los clientes que optan por una taza reutilizable, lo que les generó un descuento de 30 peniques en total. A la mitad del proceso, el 5,6% de los clientes en las tiendas participantes optaron por una taza reutilizable, respecto al 2,2% del principio. Eso es un aumento del 157% a pesar de que todavía es una proporción muy pequeña de todos los clientes.

En 2016 Starbucks aumentó temporalmente a 50 peniques el descuento para tazas reutilizables en todo el Reino Unido, sin ningún efecto. Entonces, ¿por qué un bono de 30 peniques ha funcionado en 2018, cuando uno de 50 peniques no triunfó dos años antes? Informalmente, Starbucks lo explica en gran parte por el hecho de que, en esta ocasión, el personal de las tiendas participantes se ha involucrado mucho más proactivamente con los clientes. Hay una lección fundamental que aprender aquí. El experimento de Starbucks muestra que el cambio de comportamiento también depende de la forma en que te comunicas con las personas.

Como la mayoría de los amantes del café para llevar son leales a los vasos de papel reciclables, se deduce que los vendedores de cafés, tanto grandes como pequeños, deben comunicarse con sus clientes para informarles de cómo eliminar correctamente los envases para su posterior reciclaje. Paralelamente, se necesitan programas de recaudación más ambiciosos fuera del hogar. Hoy en día, en el Reino Unido existe la capacidad para reciclar todos los vasos de papel que se utilizan. Las empresas de restauración deben aliarse con sus consumidores para garantizar que esos vasos se eliminen de manera responsable para que puedan reciclarse.

MÁS RECOGIDA SEPARADA = MÁS RECICLADO = MÁS EFICIENCIA EN EL USO DE LOS RECURSOS
Nuestra economía circular #Blog